Novedades

Asegurar las perfectas condiciones de los sistemas de frenado, dirección, suspensión y luces, así como el estado de las cubiertas y el nivel de combustible.

AUSOL AUSOL

Neumáticos: Comprobar que el dibujo presente la profundidad suficiente (1,6 mm es lo mínimo exigido por la Ley) para garantizar la adherencia necesaria en cada superficie. Revisar el estado de la rueda de auxilio. Medir la presión con regularidad, como mínimo, una vez al mes. El vehículo debe estar alineado y balanceado.
Mecánica: Chequear el buen estado de la suspensión, sus anclajes, los amortiguadores, el sistema de frenos y las pastillas de frenos.
Iluminación: Examinar frecuentemente el correcto funcionamiento y limpieza de las luces altas, bajas, direccionales, de posición y balizas.
Fluídos y filtros: Verificar el motor. Comprobar y sustituir, si es necesario, el nivel de los fluídos: aceite, agua del radiador, líquido hidraúlico, líquido de frenos y limpia lava- parabrisas. Recordar el reemplazo de filtros.
Escobillas: Deberán estar en perfecto estado para garantizar lejos óptima visibilidad los días de lluvia.

Compartir Compartir en Faceboook Compartir en Twitter

Novedades